Mendigando en Barcelona: el libro

El acto de mendigar para superar el miedo a fracasar que llevé a cabo en noviembre del año pasado me ha dado más cosas de las que podía esperar. Lo que más, el agradecimiento de mucha gente por haberlo hecho. El acto parece tener algo que hace reaccionar alguna parte profunda en muchas personas, como puede verse en tantos y tantos comentarios al relato.

Una de las cosas que me empujó a escribirlo fue el saber si era el único que tomaba sus miedos desde esa perspectiva, la de afrontarlos como fuera por “rara” que fuera la forma de hacerlo. Tras ver las reacciones, me decidí a darle forma de ebook juntando la historia con una selección de las reacciones que me parecían más interesantes, en cuanto a que esas reacciones dicen mucho de quién las ha escrito y el estado de la sociedad actual. Ahora me he decidido a darle forma de libro físico, que puede adquirirse online en la librería de Bubok.

¿Por qué? Porque quiero que llegue al máximo de personas posible. Internet es un mundo a parte del mundo “real”: en Internet, la historia se propagó y sigue propagando a un ritmo inusitado. Muchas personas lo comparten con otras personas a quienes creen que les puede interesar o ayudar a superar una mala situación: quiero que eso también sea posible mano a mano, en la forma de un libro físico.

Actualmente sólo puede adquirirse en la mencionada librería de Bubok, pero mi objetivo es que llegue a las librerías físicas de todo el territorio. Para ello, necesito adquirir un ISBN y darle formato al libro para poderse distribuir de forma tradicional. Con Bubok, el coste de estos trámites es de 120€. Cada libro vendido online a 9.90€ me reporta 2€ de beneficio. Así, necesito vender 60 unidades para poder llegar a las librerías.

Una vez en las librerías, el beneficio se reduce drásticamente ya que ellas deben llevarse su parte como intermediarias: será únicamente de 10 céntimos de euro por copia. Pero como ya he mencionado, esto no es lo importante: lo único importante para mi es poder llegar al máximo de personas posible. Que cualquiera pueda regalar una copia a aquel ser querido que se vea en una situación parecida, tenga miedo a fracasar, acabe de montar un negocio o tenga una mala imagen de la sociedad. Como he dicho tantas veces, lo que das te lo das, y como aprendí durante el acto, lo importante es dar sin esperar a recibir… así que estoy decidido a darle mi experiencia al mundo de tantas formas como sea posible. A tí, que estás ayudando a que esto sea posible, te doy las gracias de todo corazón.

>> Adquirir Mendigando en Barcelona en libro físico (Relato + reacciones, 9.90€, 68 páginas. De regalo el libro en formato digital para tu lector de ebooks o tableta)

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

3 Comentarios

  1. Escrito el 21 junio, 2012 a las 19:24 | Enlace permanente

    Gracias a ti como siempre…

    Creo que deberías leer “El vendedor más grande del mundo. Segunda parte” de Oh mandino.
    Tengo la impresión de que será el siguiente paso…. Las conferencias

    Me alegro por tu éxito

  2. Uno por ahí
    Escrito el 21 junio, 2012 a las 20:33 | Enlace permanente

    Tú has hecho un simulacro, un simulacro de perder el miedo a la vergüenza de llegar a vivir en la calle. Pero no creo que realmente, a pasar la calle durante días y días… vale, que sí, que tienes cosas que enseñar pero… ¿Realmente has llegado a sufrir y a sentir dolor? No creo. Pasar tu tiempo en la calle meses y meses sí tienes que ser para contarlo, si sobrevives y te consigues reinsertar en la sociedad/secta/club de consumistas/sociedad mercantilista en la que vivimos. Desgraciadamente para muchos.

    No te olvides de tus enseñanzas “caotas y locas” que tanto has proclamado en twitter ahí arriba si es que se te sube el éxito a la cabeza. Saludens.

  3. Jenny
    Escrito el 22 junio, 2012 a las 12:24 | Enlace permanente

    “Uno por ahí” es de los que se quedan abajo mirando mientras los otros suben, despacito pero suben, escalón a escalón. No sólo se queda abajo sino que intenta poner el bastón por si alguno tropieza. Hay miles como él, todos repitiendo exactamente con el mismo discurso (aunque no se dan cuenta porque no se escuchan entre ellos. Leer comentarios en el anexo de la presente edición de Mendigando en Barcelona). No les hagáis caso, niños.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*