Reacciones a Mendigando

Acabo de ampliar el ebook de Mendigando (que recuerdo que regalo a todo el que me lo pida, así que ya sabéis) con una selección de las reacciones al relato más interesantes. Algunas de esas reacciones se pueden encontrar en los comentarios de la entrada, pero algunas otras no: son e-mails que me llegaron a través del formulario de contacto de la web. Como por ejemplo, éste, enviado desde una cuenta de email temporal y con el nick de un dios nórdico:

Tan sólo vengo a fastidiarte tu mundo de gominolas y piruleta. Y decirte que, en mi opinión, las conclusiones de tu experimento no podían ser más erróneas. Primero, el mundo no sería mejor con más gente que dé dinero, el mundo, como iría mejor es si sólo lo pidieran aquellos que lo necesitaran. Tú, querido amigo, no has hecho más que empeorarlo un poco más. ¿¿Qué has averiguado, que la gente da dinero??, eso lo sabes tú y las mafias que reparten indigentes mutilados por las grandes ciudades, es más, lo sabíamos todos. Que la gente da por egoísmo es otro buen descubrimiento que podías haber encontrado en los libros de Nietzsche, es más, él no tuvo que arrastrarse ni avergonzar a su especie.

Que afrontando los miedos y vergüenzas es como mejor puedes superarlos también lo podrías haber descubierto en cualquier serie para adolescentas de Disney Channel. Es más, hubiera sido más gracioso que en plena plaza te hubieras quitado la ropa y te hubieras puesto a correr desnudo.

Ahora bien, también te adelanto que tu éxito fue más de márketing que de otra cosa. Supiste llegar a las entrañas de la gente saliendo del típico tengo x mujeres y n hijos a mi cargo y no tengo empleo. Tu aspecto, por muy desaliñado que fuera, probablemente fuera el de una persona sana. Ahora bien, piensa si el resultado hubiera sido el mismo cuando en vez de unas horas, lleves unos años y en vez de haber dormido en tu casa tus 8 horitas como un señor hubieras dormido hasta donde te alcanzara la memoria entre cartones.

Porque no, no hace falta más gente que dé, siempre va a haber alguien dispuesto a ayudar a aquel que lo necesite. Aquí lo que nos sobran son hijos de puta que piden sin necesidad y privan a los necesitados de verdad de la ayuda.

Si tuvieras la más mínima decencia, hubieras ido repartiendo cada moneda que te dieron, entre los indigentes que te hubieras encontrado nada más volver a tu ciudad. Indicándole que sientes mucho haberle robado esa moneda.

No hubieras saldado tu deuda con el mundo, pero bueno, sería un gesto medianamente noble.

Todos los comentarios, emails, consejos, opiniones y reflexiones me fueron útiles. Todos sin excepción fueron la señal de haber tocado una fibra sensible, y a la vez son el reflejo de quién me dejaba su opinión… como el/la chico/a de arriba, que le dedicó un buen rato a mostrarme su rabia. No puedo más que darle las gracias por haberme enseñado que tengo que tener en cuenta que hay personas reactivas, a las cuales la fibra sensible les toma la cruz de la moneda y en vez de recibir, atacan. Porque si uno está dolido, si tiene rabia reprimida, ¿qué es más fácil, reaccionar y sacar la presión o seguir reprimiéndote y escuchar?  ¿Puedes ayudar a alguien que no quiere ayudarse? Imposible. Es más, no se puede ayudar a nadie: sólo puedes ayudar a los demás a ayudarse. Y si uno no quiere, ni Dios puede, claro.

Esta reacción y 21 más, en el libro. ¡Pídemelo!

Esta entrada fue publicada en Actos simbólicos. Guardar el enlace permanente. Añade un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

2 Comentarios

  1. Escrito el 15 febrero, 2012 a las 7:56 | Enlace permanente

    Hola, el enlace que me mandaste para el libro no me funciona. ¿Puedes comprobarlo?

    Gracias.

  2. Escrito el 25 febrero, 2012 a las 10:30 | Enlace permanente

    El tito Nosce dijo algo muy parecido en una entrada muy antigua de su blog. Creo que él se encontraba en una cafetería inglesa y vio un azucarero (si no recuerdo mal) en el que aparecía la siguiente leyenda: “Help yourself”. Le chocó mucho y lo compartió con sus lectores. Si uno no se ayuda así mismo, lo lleva clarinete.

    Esto lo cantaba muy bonito, incluso mejor que yo mismo, el tigre de Gales:

    http://www.youtube.com/watch?v=8qhKkdT7_cI&feature=related

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*